l

Últimos Posts

Tacna y Arica: integración y no confrontaciónSilvio Rendon
Rigidez laboral y empleoSilvio Rendon
La gran escala y los más pobresSilvio Rendon
La empresa capitalista asesorando a los sindicatos...Silvio Rendon
Las empleadas y el racismo en el PeruSaki Bigio
Sobre la sencillez de ser PeruanoSaki Bigio
FELIZ DIA MUJERES DEL MUNDO!!!Giovanna Aguilar
¿Empleada audaz o lío de blancos?Silvio Rendon
Investigación bajo restriccionesSilvio Rendon
Machu Picchu inelástico (II)Silvio Rendon

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

17 mar. 2007

¿Shock de gastos militares? Por Silvio Rendon

En estos momentos hay dinero para invertir en el desarrollo. El problema es que no hay proyectos de desarrollo. Se anuncia un "shock de inversiones" donde no hay "shock" ni inversiones. Hay demoras. No hay capacidad de gasto. Hay corrupción. Cuando esto ocurre, no falta que dice "denme ese dinero a mí".

Y dicho y hecho, comienzan a surgir tensiones con el vecino del sur. Parece que no, pero hay una prensa que agita el tema. Es muy evidente. Se pinta como que tenemos una necesidad muy grande de defendernos de un posible ataque. Hay que tener capacidad de disuasión. Y sí, claro que tenemos que defendernos y tener capacidad de disuasión. En esto no hay nada nuevo y no se necesita que el tema se caliente como se ha estado calentando en las últimas semanas, en forma coincidente con el fracaso del shock de inversiones y el sinceramiento en el copamiento de las instituciones públicas de parte del gobierno. Se está exagerando el tema. ¿Por qué?

Para mantener la paridad militar se necesita asignar parte del presupuesto a gastos militares. A más tensiones, más gasto militar. (Y lamentablemte, aquí también hay propensión a la corrupción. Bien que lo sabemos.) Más aún, si hay un problema de capacidad de gasto en proyectos de desarrollo, es un buen momento para insistir en gastos militares. Al parecer aquí sí que hay capacidad de gasto, pues no hay filtros tipo SNIP. Van rapiditos. El shock de inversiones se transformaría así en un shock de gastos militares, más allá de cualquier consideración defensiva y sobre todo, de cualquier consideración de crecimiento del país.

Todo esto es una trampa. Si el vecino tiene un PIB per cápita del doble del peruano, pues también puede gastar más en armamento. Si se quiere mantener artificialmente la paridad militar sin crecer, dedicando recursos a la compra de armamentos, en vez de invertirlos en el crecimiento, caemos en un esquema insostenible. La economía se va estrangulando, el crecimiento se va amortiguando, y a la larga el armamento se vuelve obsoleto. Es algo parecido a lo de "pan para hoy, hambre para mañana". En este caso sería "con defensa hoy, sin defensa mañana". Es lo que le pasó a la Unión Soviética con una economía civil estancada y con una economía militar comiéndose una tajada cada vez más grande del presupuesto público. Estados Unidos le ganó la guerra sin disparar un tiro.

Retroalimentar este esquema nos condena a un círculo vicioso. Toca salir de la trampa e insistir en inversiones que multipliquen el crecimiento. Sería bueno que la prensa carbonera se deje de estar echando leña al fuego con el tema fronterizo. No nos conducen a nada bueno, salvo a sacrificar recursos que deberían mejorar las condiciones de vida de los más pobres...

Etiquetas: , , , , ,

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home