l

Últimos Posts

Mortalidad prematura por enfermedades crónicas y p...Miguel Madariaga
El friaje: no se necesitan abrigos, se necesitan v...Miguel Madariaga
ACTUALIZACION SOBRE LA GRIPE H1N1Miguel Madariaga
MITOS Y REALIDADES DE LA FIEBRE PORCINA H1N1Miguel Madariaga
GRIPE PORCINAMiguel Madariaga
grancomboclub.comSilvio Rendon
El presupuesto de ESSALUD y las exoneraciones a la...Silvio Rendon
Alan Sokal: Tomando en serio las evidenciasAndrea Naranjo
La transición religiosa latinoamericanaSilvio Rendon
Un ejercicio de coherenciaCarlos Mejia A.

.  

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

28 feb. 2007

Las alianzas y la teoría de juegos (II) Por Silvio Rendon

Bueno, ahora estamos como más académicos, lo cual nos desentrampa un poco de la discrepancia sobre la alianza o coincidencia aprofujimorista y nos pone en un terreno más tonificante. Leo a Martín en Sobre alianzas y teoría de juegos en respuesta a Las alianzas y la teoría de juegos y le comento:
  1. La idea de las alianzas es la de subjuegos cooperativos dentro de subconjuntos de jugadores y juegos no-cooperativos entre alianzas. Si se tiene un juego cooperativo, y ambos prisioneros se protegen no confesando pues ya hay colusión y podemos hablar de dos fieles aliados. Si en una guerra de todos contra todos, dos países no se disparan, sin que hayan concertado nada, sin transacciones, sin negociaciones, sin compromisos, pues eso ya es una alianza. Esa era la idea: desligar a la alianza del requisito de transacciones, negociaciones o compromisos, que era lo que sostenía Martín.
  2. Ahora, y esto se desvía un tanto del tema, pero es el ejemplo dado por Martín, el de la guerra fría o el de los franceses y alemanes, puede ocurrir que en un juego no-cooperativo repetido los jugadores tengan incentivos para la cooperación. Por supuesto. Tendríamos colusión entre los bandos. El tema en estos ejemplos es que el espacio de acciones fue mucho más amplio que sólo los posibles ataques militares. Los medios de atacarse fueron muy diversos. En la guerra fría no fueron los ataques con armas, sino la carrera tecnológica y armamentista, a la que el sistema soviético no pudo mantener el paso. Con cada desarrollo tecnológico militar EEUU iba estrangulando a la URSS, con su economía civil estancada, hasta que se derrumbó. No pudo aguantar la presión. El juego fue no-cooperativo hasta el final. En el caso de los franceses y alemanes, algunas batallas eran así, pero la guerra seguía siendo no-cooperativa. Es que si el juego va a ser repetido, no nos bastará sólo con una cooperación puntual o episódica. Por eso, la alianza o coalición se evidencia mucho más claramente en juegos de varios jugadores. Ahí dos jugadores sí tienen incentivos para retribuirse mutuamente en forma persistente.
  3. En el caso de la colusión entre empresas oligopólicas, pues tenemos al ente regulador, cuya labor es pillar cualquier cooperación posible. El ente regulador está para que los prisioneros confiesen. En los ejemplos anteriores no hay regulación posible. Tal vez sí en países más pequeños en guerra, para lo cual los países más grandes pueden enviar fuerzas internacionales.
  4. Por supuesto que un matrimonio es una alianza, una coalición. El ejemplo aludía a la definición de alianza como "no hacer lo que se hace naturalmente". Era una exigencia de precisión. Nada más.
  5. Observo que al final del post Martín vuelve a abordar el tema de "la coincidencia" aprofujimorista. Pues nada. Me pondré cooperativo y lo dejaré ahí nomás. Mejor que los hechos diriman sobre quién la vio y quién no la vio.
Acabaré recomendando un par de referencias, las páginas de:
Es definitivamente un tema fascinante y muy aplicable a muchas situaciones vividas en el país. El tema es pasar de un uso meramente metafórico a un uso más riguroso de esta teoria... Saludo el esfuerzo de Martín por tomarse en serio todo lo debatido (y por debatir) en estos posts. Se puede debatir ideas en forma constructiva, sin picarse (al menos no mucho), esforzándose por documentarse, y sin renunciar a la posición que uno tiene...

Etiquetas: ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

El rol del estado en la reducción de la pobreza (II) Por Silvio Rendon

En relación a El rol del estado en la reducción de la pobreza, he buscado la fuente de la referencia al profesor Javier Iguiñiz, pero sólo he encontrado esto en ¿Cómo reducir la pobreza?: contabilidad, economía y política:
Por eso, es necesario que antes de hablar de una redistribución desde el Estado, se piense en la distribución primaria, esto es, la que ocurre como resultado directo de la actividad productiva privada. Para ello es necesario que por lo menos el aumento de productividad corresponda con el de las remuneraciones, algo que ahora no ocurre. No vemos otras posibilidades para que así ocurra que la vigencia efectiva de un Pacto Laboral o, que lo que podríamos llamar “privatización de la demanda social” -una legislación que no impida como ahora el recurso a la huelga sindical- hiciera el trabajo distributivo. Que las empresas que pueden pagar más a sus asalariados, paguen. ¿Cuál es esa capacidad de pago? Eso sólo se sabe en un pacto en circunstancias cíclicas promedio y en el forcejeo propio de la negociación colectiva.
Veamoslo también en Javier Iguíñiz: “A la economía le va bien si a la gente le va bien”:
"las mejoras se han conseguido con un esfuerzo muy grande, con el sobretiempo laboral, la fragilidad de las condiciones de trabajo, los maltratos."
...
–¿Le parece que el gobierno maneja una política seria para solucionar problemas estructurales?
Hasta el momento no hemos escuchado ningún planteamiento fuera del que pone el acento en la exportación. Creo que no existe una propuesta integral, en el sentido de que está dejando de lado la expansión del mercado interno y el estímulo a la inversión como asuntos residuales, frente a la exportación de recursos naturales. Falta una propuesta que incluya a toda la población económicamente activa.
...
–¿Estamos dependiendo demasiado de la inversión extranjera?
Es bueno que haya, hay que incentivarla, pero en simultáneo el reto de un gobierno nacional es conectar los beneficios de esa inversión con el proceso económico interno. Y ese es el trabajo que no se aprecia. Hay algunas señales, sin embargo. La ministra de Trabajo, Susana Pinilla, acaba de declarar algo elemental pero importantísimo: mejores remuneraciones en el mundo de los asalariados formales favorece la demanda para el mundo de las pequeñas y micro empresas y de los productores agrarios. Parecería que en el Ejecutivo ya estarían percatándose de esa conexión, tan fundamental.

–La situación laboral aún es dura.
Mucho, y en las empresas se está tratando de postergar lo más posible las mejoras en las condiciones salariales.

–¿Y no es posible que el crecimiento favorezca la creación de empleo decente?
Tarde o temprano, irá haciéndolo. Lo que pasa es que con las características del crecimiento, el proceso va a ser muy lento, mucho más de lo que debería dadas las condiciones excepcionales de la economía, y muy parcial, quizás demasiado.

–Pobreza. ¿Es posible reducirla en 9 puntos, como ha sugerido el gobierno?
Es posible, pero con políticas adicionales a las que ya se han puesto en marcha, como las relacionadas con el régimen laboral. Mientras la legislación no exija a los empresarios compartir más rápidamente los beneficios del aumento de la productividad, las posibilidades de reducción de la pobreza se achican.

...

El TLC no es la pieza clave que definirá nuestro crecimiento para los próximos 15 a 20 años. Es más bien un elemento marginal, porque las expectativas de expansión de las exportaciones dependen solamente en una pequeña proporción de la apertura del mercado norteamericano. A mi juicio, el TLC tiene un problema principal: toma muy poco en cuenta sus posibles negativos efectos sobre sectores de la población que ya son pobres.
Según el colega la política de exportaciones y de inversión extranjera no es que esté mal, sino que no es suficiente para reducir la pobreza. Esta política trae crecimiento, pero este crecimiento no reduce sustancialmente la pobreza. Es una vía muy lenta. Habría una vía rápida que al parecer sería el aumento de salarios (directamente por el gobierno o mejorando la posición negociadora de los trabajadores mediante la huelga) que aumenta la demanda a las pequeñas empresas y a los productores agrarios. De esta manera se conectaría "los beneficios de esa inversión con el proceso económico interno" y se compartiría "más rápidamente los beneficios del aumento de productividad".

Comentario: Veamos:
  1. La posición negociadora de los trabajadores no es fuerte por su debilidad numérica y organizativa. Esta posición mejoró en el país por la acción del gobierno de Velasco. La ola de sindicalización de los sesentas fue importante pero no tuvo el poder suficiente para la consolidación de derechos que se vio en los setentas. A principios de los ochentas el sindicalismo se desmovilizó fuertemente y siguió desmovilizado. Con García vino el voluntarismo de las políticas de aumento demanda mediante salarios controlados, precios controlados, empleo temporal, entusiasmo fiscal y monetario, etc. Un fracaso rotundo. Desde 1990 el Perú lleva una continuidad en aplicación de políticas ortodoxas de 17 años. Estas políticas han funcionado en términos de crecimiento y recuperación macroeconómica, pero no han sido suficientes para reducir la pobreza a niveles bajos. La pregunta es si otra política sí podría hacerlo.
  2. El gobierno podría ciertamente intervenir y reforzar la posición negociadora de los trabajadores, como se hizo durante Velasco, o poner en práctica políticas de aumento de demanda agregada, como las de García en su primer gobierno. ¿Qué podría ocurrir? Pues una cierta reactivación por algún tiempo, pero que no sería sostenible. Esta vía sería rápida, sí, pero de corta duración. La demanda por los productos agrarios y de las microempresarías aumentaría alguito, pero ¿tanto como para reducir sustancialmente la pobreza? Ya se hizo y nos dimos cuenta que no. No es que con esto se conectan los beneficios de la inversión con el proceso económico interno. Además, este tipo de medidas suele tener un efecto no positivo en el empleo formal, especialmente a nivel de pequeñas y microempresas. Con una importante sobreoferta de mano de obra es difícil que los salarios vayan a subir sustancialmente. En tal sentido, si algo aumenta los salarios y mejora la capacidad negociadora de los trabajadores es la emigración, que aligera la presión a la baja de los salarios. La fuerza de la emigración posiblemente se sienta relativante más sobre los trabajos más calificados, pero es una fuerza de mercado potencialmente más poderosa que la intervención gubernamental.
  3. Veamoslo así ¿cómo se beneficia más y más rápido un campesino pobre? ¿con aumento de salarios en las ciudades o con inversión en infraestructura, educación y salud en su lugar de residencia? El gran tema en el país ha sido que la intervención pública ponga infraestructura y posteriormente los agentes privados desplieguen su iniciativa. Si la inversión pública es sustancial y es eficiente, la reducción de la pobreza no tiene por qué ser pequeña. En estos momentos no estamos ante una demanda agregada caída. No es una economía en depresión que tenga que ser reactivada. La cosa va por el lado de la oferta.
  4. Efectivamente, encajonar el tema de la pobreza a una sección del gobierno que se encargue de la "compensación social" no tiene mucha efectividad. Por grande en términos relativos que sea el presupuesto asignado, siempre es pequeño. Combatir la pobreza es definitivamente un esfuerzo de todo el país que obliga a comprometer recursos en cantidades mayores, que las inversiones sean coordinadas y eficientes. Los programas de "compensación" vienen de la coyuntura de los ajustes, paquetazos o shocks y tenían como objetivo acolchonar el golpe en la población más pobre. Esa coyuntura ya fue. Ya no es que la "política económica" empobrece (tipo el paquetazo de Hurtado) y hay que defender a la población más pobre. Ahora se trata de reducir la pobreza, no tomarla como dada y hacerla pasable. Por supuesto, si la inversión es dispersa, ineficiente y en cantidad reducida, sólo se reducirá la pobreza en decimales.

    Es decir, la reducción de la pobreza tiene que ser parte de la política económica. Pero ¿cuál es el mecanismo? En mi opinión es la inversión en infraestructura, educación y salud. No veo cómo la redistribución dentro de la empresa dominaría sobre la inversión pública como mecanismo principal. Tal vez si el empleo formal tuviera un porcentaje más alto dentro del total y los más pobres fueran los trabajadores empleados, entonces este mecanismo sí aliviaría la pobreza. Pero no es así. Los más pobres son los trabajadores del campo peruano, los trabajadores de la ciudad que no tienen un empleo formal estable, que no se verían sustancialmente beneficiados por los mayores salarios de los trabajadores en el sector formal. Toca llegar a ellos directamente, no indirectamente.
  5. En tal sentido, el gobierno ha comenzado mal con el "shock" de inversiones. No se necesitan "shocks" sino inversiones estudiadas, eficientes, sostenidas, anunciadas, de gran tamaño y de efecto "llamada" a la inversión privada, que sí produzcan un efecto en las decenas y no sólo en los decimales de la pobreza. Paradójicamente, el país está ante la situación que hay recursos, pero faltan proyectos concretos....
Bueno, hasta ahí.

Etiquetas: , , ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

27 feb. 2007

Las alianzas y la teoría de juegos Por Silvio Rendon

Debatiendo sobre el tema de la alianza apro-fujimorista (ver ¿Alianza apro-fujimorista?: Comentario a Martín Tanaka) encuentro que la definición dada por Martín de alianza no es la que prevalece en teoría de juegos.

En teoría de juegos para que exista una alianza no es necesario que las partes entren en transacciones ni negociaciones ni compromisos. Basta que hagan sus jugadas en forma cooperativa, es decir, estar en colusión o realizar un juego cooperativo. No es que tenga que haber quid pro quo inmediato siquiera, uno puede recibir o dar la ventaja hoy y recibirla o darla después. Los jugadores pueden ser pacientes con las recompensas (payoffs). No tienen que reunirse (y almorzar juntos al estilo de Haya y Beltrán) o darse dinero (y contarlo ante cámaras), no tienen que desplegar sus mapas y repartirse el mundo ("esto patí, esto pamí). Sólo tienen que jugar cooperativamente. Requerir transacciones, negociaciones o compromisos parece corresponder más a una idea de "contubernio".

El tema es que en un entorno de muchos jugadores esta alianza, colusión o pacto (explícito o implícito) realiza un juego no-cooperativo contra el resto de jugadores. Dentro de la coalición se juega cooperativo, fuera de la coalición se juega Nash. Es decir, dentro de la coalición hay un subjuego del juego mayor entre todos los agentes. Estas coaliciones se forman endógenamente (ver, por ejemplo, el trabajo de Rey y Vohra), es decir, no vienen dadas, sino que los jugadores eligen a sus aliados, con quién se juntan de quién se separan. Y a todo esto, las transacciones, negociaciones y compromisos se pueden dar entre todos los agentes.

Ahora apliquemos. Si soy un ente regulador que quiero evitar la colusión entre las empresas, no tengo que demostrar que hubo transacciones, negociaciones y compromisos entre las empresas oligopólicas, sino que tengo que estar alerta a sus jugadas: veo que los precios no bajan y me pregunto ¿por qué las empresas no juegan Nash? No me bastará con decir "no es que tengan compromisos o que hayan negociado, sino que solamente coinciden en sus intereses para mantener los precios altos". El tema de fondo es que los precios están altos como resultado de una colusión entre ellos. Implícita o explícita da igual. Es una colusión y el ente regulador tiene que intervenir. (Ya me imagino a la presidenta de la reguladora justificando los precios altos con un argumento así).

Muy bien. Esta colusión es difícil de detectar. Todavía seguimos debatiendo si el equipo peruano se echó ante el argentino en 1978. ¿Coincidencia de intereses (el Perú no tenía incentivos para jugar bien) o contubernio (compraron al equipo)? En ambos casos fue una echada. Así no haya habido comunicación alguna entre las partes, que un equipo se eche por su cuenta ya es grave y corresponde a un comportamiento cooperativo, cuando el fútbol es un juego no-cooperativo. Si los jugadores dijeran "reconocemos que nos dejamos, pero no nos vendimos" igual les caería una sonora silbatina de repudio. La única situación bajo la cual no hay echada es que el equipo no era lo suficientemente bueno y que perdió por malo, como perdió en España 1982. Un caso más sutil sería la intimidación (Videla en los camerinos peruanos, o los paramilitares serbios amenazando a los jugadores de los equipos rivales), pero que al final también acaba en una echada, un juego cooperativo en el campo de juego.

Sobre la alianza aprofujimorista, pues tenemos evidencias de colusión en varios sentidos y además tenemos evidencias de compromisos y hechos muy concretos que calzan incluso en la definición de alianza como contubernio. Es abrumador.

No es que no sea válido hacer alianzas dentro del juego democrático. Es de lo más válido que hay. El tema es caracterizar correctamente los fenómenos que se nos aparecen. En fin. Por el momento estamos ante una alianza asolapada, pero si las cosas siguen así no tardará mucho hasta que la saquen del closet...

Etiquetas: , , , ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

El juego político está entre los ex-presidentes Por Silvio Rendon

Ya que me puse lanza en Fujimori: de Las Condes a la Presidencia diciendo que Fujimori volvería, y con la alianza apro-fujimorista, pues me pondré lanza del todo. Claro cuando uno se pone atrevido, corre el riesgo de patinar. Las evidencias recién se van dibujando, pero están ahí cantadas. Se trata de hacer un análisis en tiempo real, cuando las cartas se van jugando. Cuando haya desenlaces ya se podrá corregir la puntería para el siguiente análisis. Veamos los elementos:
  1. En el Perú los ciudadanos se han guiado más que por las ideologías y las identidades partidarias por las personalidades que disputaban la presidencia. En las dos últimas décadas la irrupción de outsiders en la escena política ha reforzado este característica del electorado peruano. La gente se orienta por quienes perciben como líderes con posiciones de poder, gente con propuestas fuertes, mensaje claros. Fue el éxito relativo de Ollanta Humala durante las elecciones pasadas. Pero en esta lid no se presentó Toledo (quemado), ni Fujimori (impedido).
  2. El APRA es Alan García y antes Haya de la Torre. Podrá tener rasgos de partido organizado, pero sin sus líderes no tiene peso electoral. En estos momentos el Perú se rige por la constitución de 1993 y por lo tanto Alan García se podría volver a presentar, cosa que no podía en 1990. Sin García, el APRA no es. Ningún otro la hace y no está claro que García endosaría su apoyo a algun compañero suyo. No lo hizo en 1990, no suena a que lo vaya a hacer ahora. La jugada de 1990 fue muy exitosa, como que volvió a la presidencia. Todo esto dependerá de lo bien que lo haga García en el gobierno. En tal sentido, el juego de García sería, a menos que su gobierno sea un éxito rotundo, apoyar a otro candidato. Si sigue como va, llegará muy magullado a las próximas elecciones y lo veríamos apoyando a otro candidato.
  3. Fujimori tiene ambición de regresar al Perú. No es japonés. En Japón no canta ni baila. Es un peruano de origen japonés que intrumentalizó su relación con el Japón en un momento de dificultad para él. Es en el Perú donde es popular y tiene su cuota de apoyo. Este señor podría seguir el camino de García y despercudirse de sus acusaciones ante el público peruano. Le pasará lo que le pasó a García: los que lo gozaron eran muy jóvenes cuando estaba en el poder y no recordarán sus fechorías. Podría sentarse en el banquillo de los acusados y contraatacar desde ahí. El fujimorismo es la cuarta fuerza política y podría relanzarse aún más con Fujimori en el Perú. En algún momento lo absolverían y volvería a las andadas. Sería un candidato con opción de ganar y que opacaría completamente a Ollanta Humala o a cualquier otro outsider de discurso autoritario.
  4. Toledo sería la única alternativa para una oposición preventiva a Fujimori y a García. Con Fujimori en el banquillo y aireandose las atrocidades y la corrupción de su gobierno, las cosas de Toledo quedarían como pecadillos menores. Esto podría ser si la frivolidad y la miopía de Toledo ceden paso a una propuesta algo más organizada y transparente que lo que ha mostrado hasta ahora. Pero por supuesto, la maquinaria fujimorista y aprista se encargaría de aplastar a Toledo mostrando sus suciedades como mucho más graves que las de Fujimori, o García.
  5. Tendríamos así a tres expresidentes (uno presidente en ejercicio) en plena competencia por el poder. A pesar de la miopía que a veces evidencian los políticos, en muchas ocasiones se la ven venir. Por ejemplo, cuando Fujimori da el golpe en 1992, hay una curiosa escaramuza con Alan García, quien se esconde en un tanque de agua, escudado por Del Castillo. ¿Alguien duda que de no haberse roto el orden democrático el 5 de abril de 1992 García era el gran favorito para ganar las elecciones de 1995? Casi gana en 2001 y ganó, finalmente, en 2006. El que la sigue la consigue. Toledo también insistió: no la hizo en 1995, pero sí en 2001. Hoy Fujimori está insistiendo. No la hizo en el 2000, pero la puede hacer después. En realidad cada uno de los expresidentes tiene una opción real. Depende cómo se jueguen las cartas.
  6. Si dos de estos tres "exes" tuvieran que juntarse para aislar al tercero, ¿cuál sería esta alianza? En los últimos meses ha quedado muy claro cuál sería la coalición: Alan García con Alberto Fujimori contra Alejandro Toledo.
  7. En realidad Alan García en estos momentos no es que le esté haciendo favores a Fujimori (ni desde luego que tenga meras coincidencias), sino que le está pagando favores recibidos durante el gobierno de Fujimori.
  8. Parte de la dinámica en todo este juego ha sido la utilización controlada de las acusaciones de corrupción y violaciones de los derechos humanos, "el reo contumaz", "el extraditable" y "el visiting scholar-padre irresponsable", cada uno con su prontuario judicial... Unos ponen en jaque a otros, intercambian piezas, pero no entran en confrontación total de todos contra todos. No les conviene. La cosa va más por alianzas puntuales, treguas, amnistías mutuas.
  9. Pues desde el gobierno, García podría hacer lo que hizo contra Vargas Llosa en 1990 y a favor de Fujimori. Ya no sería Vargas Llosa, sino Toledo. Lourdes Flores o cualquier otro candidato/a de ese sector político quedaría opacada/o por Toledo o se sumarían a Fujimori (por ejemplo, el siempre listo Rafael Rey).
  10. No sólo eso. En realidad la alianza de García con Fujimori es mucho más importante de lo que parece y no nos sorprendamos que les baje el pudor y la anuncien ampliamente a los cuatro vientos. Es un tema de supervivencia para el APRA, como antes lo fueron sus alianzas con sus ex-enemigos. Los nuevos Prialés, León de Viveros, encargados de los pactos con los odriistas, serían los Mantillas y Mulders. Sí, algunas bases del APRA se opondrían, pero más podría su cultura partidaria gregaria. No pasa nada. ¿Por qué estas alianzas son tan importantes? Porque simplemente el APRA es un partido de poder, no un partido de ideología. Ahí están sus mártires, ahí están sus escritos para el emocionado y el ideologizado. Lo que cuenta es el poder. Y no les preocupa para nada lo que puedan decir quienes se quedaron descolgados del poder. Los que están abajo no cuentan, sólo los que están arriba.
Todavía hay mucho pan por rebanar, pero estaría bien no perder de vista lo que hacen estos tres actores políticos. Habría que seguirlos muy de cerca. Y claro, estoy más que dispuesto a ir actualizando y corrigiendo estos pronósticos a medida que los hechos se van desenvolviendo.
















El juego de los ex-presidentes peruanos.

Alberto Fujimori, Alejandro Toledo y
Alan García: tres ex-presidentes en carrera.

Ha quedado claro el entendimiento entre Fujimori y García y la enemistad de ambos con Toledo.





La banda de los ex-presidentes: Nixon, Carter, Reagan y Johnson. (De Point Break)

En el Perú el juego político se está concentrando en los ex-presidentes.

Etiquetas: ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

26 feb. 2007

¿Alianza apro-fujimorista?: Comentario a Martín Tanaka (II) Por Silvio Rendon

Siguiendo lo de ¿Alianza apro-fujimorista?: Comentario a Martín Tanaka, veo que Martín ha ofrecido algunas respuestas en
¿Alianza apro-fujimorista?
...
Empiezo por una metáfora. En la revista Somos de hoy, Mario Ghibellini recurre al argumento retórico de "si camina como pato, come como pato... es un pato", para "fundamentar" la idea de la alianza. Falso: puede ser un cisne, un ganso, una oca, todos ellos caminan, comen, graznan parecido... y no son patos. Es de lo más tonto decir "parece, ergo, es". Totalmente anticientífico, pues. Los que queremos hacer análisis serio, debemos decir "parece, pero para demostrarlo, tengo que presentar evidencia sólida, verificable, falseable". Disculpen, hace tiempo quería decir algo sobre ese dicho tan tonto.

A ver, en general, me parece que la evidencia da, a lo más, para decir que se están dando coincidencias entre el APRA y el fujimorismo que podrían dar lugar, primero, a una acción coordinada en cuestiones específicas (en este momento hay cierta evidencia para afirmar eso), y que, más adelante, podría darse una alianza en firme. Hasta allí nomás.

Se ha recordado la historia larga de pactos en el APRA. Me parece que ellos ilustran bien mi argumento. Con Prado y Odría el APRA se comprometió a no hacer oposición, pactando con "enemigos", a cambio de la legalización del partido. En 1978, con el PPC, el APRA se comprometió a apoyar fórmulas liberales a cambio de la presidencia de Haya. Todo pacto implica un intercambio, en el cual los actores hacen cosas que normalmente no harían; hacen un sacrificio, para ganar algo. Ahora, con los fujimoristas, no se ve nada de eso, el APRA no sacrifica nada, los fujimoristas tampoco. Coinciden naturalmente. (...)
También veo algunas opiniones aparecidas en la prensa. De acuerdo con Martín:
Dos tácticas del fujimorismo frente al aprismo
Mirko Lauer
...
los puntos que toca son convincentes: el Apra no necesita realmente los 13 votos fujimoristas, las iniciativas que parecían pactos no se han materializado, es muy difícil que el gobierno peruano pueda influir en el tema de la extradición de Alberto Fujimori, cada sector tiene sus propios motivos para detestar a las ONG.

La idea de fondo de Tanaka es que hay una coincidencia "natural", mas no sustantiva. Aunque el autor no lo dice, viene implícito que en esa medida esta coincidencia no tiene el futuro asegurado. Es probable que la prisión de Fujimori en Lima introduzca tensiones serias en lo que ahora es una marcha paralela, no se sabe bien hacia dónde.
En desacuerdo con Martín:
Apristas y fujimoristas: ¿coqueteos inocentes?
Nelson Manrique
...
La procuraduría encargada de la extradición de Fujimori fue desmantelada y se encomendó su dirección a un jurista que declaró que conocía el caso por los periódicos. A esto hay que añadir el apoyo del Apra en el Congreso a María Luisa Cuculiza para la mesa directiva, a Rolando Souza -hasta ese momento abogado defensor de Alberto Fujimori- para la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores, y a Keiko Sofía Fujimori para la Liga Parlamentaria de Amistad Perú-Chile. ¿Solo coincidencias?
Comentario: Me centraré en los argumentos de Martín:
  1. Creo que sigue i) ignorando las evidencias, y sobre todo ii) sin ver las implicaciones de estas evidencias. Si el APRA paraliza la extradicción de Fujimori, es una coincidencia con el fujimorismo. Es el propio interés del APRA en no extraditarlo. Lo mismo con todas las otras evidencias. No es que haya una alianza. Al fujimorismo le caerían gratis las jugadas del APRA. Las evidencias se irán acopiando y se nos dirá "sigue siendo un cisne, ganso, oca".
  2. Creo que el recuerdo de la historia de pactos y alianzas del APRA está un poco distorsionado. El APRA fue más allá de negociar la legalización de su partido. Bloqueó cualquier iniciativa de Belaúnde en su primer gobierno. Tampoco es que negoció "fórmulas liberales" a cambio de la presidencia de Haya. El APRA ya había cambiado. Ya no era el partido de los 30s. Se había derechizado. No tuvo que renunciar a nada y los "enemigos" ya no eran para nada enemigos. Tal vez aquí también se podría decir que hubo una "coincidencia natural".
  3. Todo el desacuerdo parece venir de la definición de Martín de alianza. Veamos: "Todo pacto implica un intercambio, en el cual los actores hacen cosas que normalmente no harían; hacen un sacrificio, para ganar algo". Muy bien. Según esto, lo que no cae en el "sacrificio" pues es una "coincidencia". Entonces no hubo alianza entre Reagan y Thatcher durante la guerra de las Malvinas: ambos compartían un interés. Galtieri tenía interés en que Reagan lo apoye, pero Reagan no tenía ningún interés en apoyar a Galtieri. No hubo alianza (no es un pato, es un cisne, ganso, oca). Sólo "marcha paralela". Lo mismo entre Roosevelt y Churchill en la segunda guerra mundial: intereses comunes, no sacrificaban nada, no había intercambio. No hubo alianza (tampoco es pato). "Coincidencia natural" no más. En cambio entre Roosevelt y Stalin sí que hubo alianza: ahí sí que no compartían intereses comunes y sí que hubo intercambio. En suma, para que haya alianza la cosa tiene que tener su morbo. Las evidencias pueden apuntar a una alianza, pero éstas no alcanzarán sino a puras coincidencias si no se le pone su morbito más.... Pues no es así. Inglaterra y Estados Unidos mantienen lo que llaman una "relación privilegiada". El hecho de compartir intereses comunes refuerza no debilita y hace mera coincidencia su alianza a prueba de gobiernos cambiantes. Restringir el significado de lo que es una alianza a un caso particular, la "alianza espúrea" es una definición que no se sostiene.
  4. Tal vez lo que falte para establecer los hechos sólidos que reclama Martín sería algo así como un vladivideo donde se vea a los personajes en cuestión en componendas. Y ya puestos, se podría poner el listón alto también para otras cosas como la existencia y vinculación al APRA del grupo paramilitar llamado Comando Rodrigo Franco. Hasta que no haya evidencias sólidas, lo dejamos todo en el terreno de la especulación. Pues, no. Mi actitud es de estar atento a cómo los hechos se van acumulando hasta que el sinceramiento de las partes se hace tan obvio que más allá de cualquier duda razonable se tenga que aceptar que hay mucho más que una mera coincidencia...
Hasta ahí.

Actualización: Prosigue el cordial debate con la respuesta de Martín Respuestas sobre la alianza apro-fujimorista.... Cada uno más terco que el otro. Así somos pues. Veamos
Hay alianzas entre sectores contrarios; también entre "aliados naturales". En el segundo caso, también se tienen que cumplir los requisitos de la definición. Para seguir con el ejemplo de Silvio, hubo alianza entre Roosevelt y Stalin, y entre Roosevelt y Churchill. En el segundo caso, el punto de partida es una alianza "liberal" natural. Pero al establecer la alianza, tuvo que haber transacción y compromiso. Ejemplos: ¿por dónde empezar la reconquista de Europa? ¿Por Francia o por Italia? ¿Quién encabeza las tropas? Si Eisenhower encabeza el mando aliado, ¿qué papel se le asigna a Montgomery, para que no aparezca subordinado? Etc., etc. La alianza obligó a compromisos, a sacrificios, a negociaciones (me acuerdo de los conflictos entre Patton y Montgomery, por ejemplo).
Notemos el cambio de énfasis. Antes
Hablar de alianza supone compromisos para hacer o dejar de hacer cosas que uno no haría naturalmente, a cambio de algo. Lo contrario a la existencia de la alianza sería la existencia de coincidencias, no en el sentido de que ocurran acuerdos aleatorios, sino de que cada uno defiende por propia convicción las mismas posturas, sin que haya una transacción de por medio.
Por eso ofrecí el ejemplo de Roosevelt y Churchill donde al estar juntos "no dejan de hacer lo que harían naturalmente" y existen "coincidencias, no en el sentido de que ocurran acuerdos aleatorios, sino de que cada uno defiende por propia convicción las mismas posturas, sin que haya una transacción de por medio". En cambio juntarse con Stalin es otra cosa, pues con él no hay convicciones comunes. Es un contraejemplo para la definición inicial de Martín. Que haya "coincidencias naturales" no invalida que estemos ante una alianza.

En su segundo post Martín la pone más brava: hace más rígida la definición. Ya no es un tema de principios o de objetivos de los agentes, sino de táctica a jugar. Hemos pasado del nivel de la comunidad de convicciones al nivel de la implementación de éstas a nivel operativo, táctico, microscópico, al de las transacciones puntuales. Ya está claro que pateamos al mismo arco. El tema ya no ese, sino qué jugadores pone cada uno, quién es el capitán y si jugamos 4-3-3 ó 4-2-4.

Curiosamente las evidencias que se han ofrecido son de este tipo de hechos: ¿Mantilla recibió dinero de Montesinos por su cuenta y riesgo o actúo como parte de un aparato político? ¿Valle Riestra fue primer ministro de Fujimori por su cuenta y riesgo o formando parte de un partido político? ¿Rafael Rey y Giampietri son ministro y vicepresidente a título personal o como parte de un sector político comprometido con el fujimorismo? (¿Y si ponen a Keiko? ¿Ahí sí estamos repentinamente ante una alianza o tampoco?). Estamos ante una coexistencia muy involucrada y de perfil muy alto entre estos dos sectores como para limitar nuestro diagnóstico a la coincidencia. Obviamente que cada uno de estos hechos implica una transacción: no se recibe dinero de Montesinos, ni se nombra a un premier, vicepresidente o ministro como coincidencia.

En política no hay "meras coincidencias". Incluso según la definición más restringida también hay alianza apro-fujimorista: hay coincidencia de objetivos (que ya establecimos que pueden darse bajo una alianza) y hay transacciones, puestas de acuerdo, cubileteos (que ya establecimos como hechos).

Etiquetas: , ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

25 feb. 2007

El rol del estado en la reducción de la pobreza Por Silvio Rendon

Hace unos días leía en La República:
El 50% del presupuesto de programas sociales llega a los peruanos más pobres
Fondo de Inclusión Social destinaría el 90% • Propuesta de la Universidad del Pacífico recomienda crear 8 gerencias sectoriales para mejorar la atención de los beneficiarios.

Por María Elena Castillo.

Gran parte del dinero destinado a los pobres se gasta en acciones administrativas y operativas. El investigador de la Universidad del Pacífico Enrique Vásquez Huamán reveló que apenas el 50% de los 2,600 millones de soles que actualmente se destinan a los 49 programas sociales que propone fusionar a través del Fondo de Inclusión Social (FIS) llega realmente a los beneficiarios.
...
El informe señala que, por ejemplo, en el programa del Vaso de Leche, que actualmente llega a 442 mil 948 personas que tienen entre 7 y 13 años o son mayores de 65, con el FIS se lograría atender en el 2011 a 2 millones 960 mil 365.

Otro indicador es el acceso al agua y desagüe de peruanos que viven en extrema pobreza. Actualmente alrededor de 2 millones 700 mil cuenta con uno u otro servicio, pero con el FIS los beneficiarios superarían los 5 millones 200 mil personas.
Ayer leía este artículo de opinión Estatización de los pobres y privatización de la riqueza de Alberto Adrianzén donde se refería a dos declaracines de Vásquez y Franco:
"La única forma de reducir la pobreza es haciendo eficaz el dinero que el Estado invierte en los sectores sociales, lo que ahora no ocurre" (La República 20/2/07/).
...
"Ciertamente, ocuparse del alivio de la pobreza es una responsabilidad del Estado, el cual deberá mejorar la gestión social para lograr un verdadero alivio a la pobreza" (pág. 15).

El autor, más que referirse a las propuestas concretas que hacen los autores, se concentra en estas dos frases de los autores, sobre las que tiene dos puntos. Punto 1:
Y si bien es cierto, dicha propuesta resulta atractiva, ya que es difícil rechazar la idea de que la pobreza se combate haciendo más eficiente el gasto social, cabe hacerse un par de preguntas. ¿Por qué "ciertamente", como dicen ambos autores, el Estado aparece como el único responsable en el alivio a la pobreza? La pregunta es razonable, más aún cuando se sabe que la pobreza es producto de un conjunto de relaciones sociales, económicas, culturales, políticas, etc. Uno puede ser pobre por la geografía y el clima (piénsese en algunas zonas del país y del África), pero también porque unos pocos se llevan la riqueza que produce una sociedad. En este contexto la pobreza, además de carencias visibles, es una relación social y de dominación. Hay pobres, por lo general, porque hay ricos.

Detrás de la teoría de Vásquez y de Franco uno podría encontrar la siguiente metáfora: las ganancias son privadas, pero las "pérdidas sociales" que genera un determinado sistema y modelo, como son la pobreza, la desigualdad y la exclusión, hay que "socializarlas", por eso "ciertamente" el Estado las tiene que asumir. Hay algo más: la idea de Estado que ambos autores tienen es muy simple ya que este aparece como una suma de "organismos responsables de poner en marcha" medidas (pág. 16) y no como un "artefacto" cultural y político que es propiedad de todos. Por eso, la lucha contra la pobreza debe ser "tercerizada", ya que la política es un estorbo. Los ciudadanos no hacen política, solo "vigilan" lo que hace el Estado.

Y punto 2 (en realidad, no muy diferente del punto 1):
La otra pregunta es, ¿en qué se diferencian las políticas sociales de los programas de asistencia y si las políticas sociales deben tener un carácter universal? Me temo que ambos autores no pueden establecer una diferencia porque no consideran que las políticas sociales, que son un derecho ciudadano (me refiero a la educación, a la salud, entre otros rubros), tengan un carácter universal. Las consecuencias son, por un lado, la "focalización" del gasto social, como principal herramienta y no como un complemento de las políticas sociales universales –más aún en un país donde la pobreza es masiva–, y por el otro, la transformación del Estado o, mejor dicho, del espacio público, en el gueto de los pobres. Dicho en términos simples: los pobres tienen la caridad del Estado, los ricos el mercado y el mundo privado. Estamos, pues, frente a la estatización de los pobres.

No se puede negar, sin duda, la importancia de los programas de asistencia focalizados; sin embargo, como dice Javier Iguíñiz, si quisiéramos disminuir las cifras de la pobreza (económica), la política económica sería responsable de una reducción de las decenas, las políticas sociales universales de las unidades y los programas de emergencia de los decimales. Y eso es lo que no entienden Vásquez, Franco, el presidente García y la ministra Zavala, puesto que para ellos, el problema es cómo bajar los costos económicos de una política social que es una suerte de ambulancia que recoge a los heridos que deja atrás un sistema y un modelo que empobrecen y generan desigualdad. En realidad, los programas sociales (de asistencia) no son otra cosa que el costo que se paga por vivir en una sociedad injusta, pobre y desigual.

Es el triunfo nuevamente del Consenso de Washington, pero sobre todo el de unos pocos que se creen intocables por el Estado porque para ellos el Estado no es un espacio de convivencia social sino solamente de negocios. Una porción más de su mundo privado.

Comentario: Veamos:
  1. Definitivamente, el propósito de Vásquez y Franco es mejorar la eficiencia del gasto social y tienen propuestas concretas para ello. Esa es la esencia de su estudio (mal puedo hablar de los detalles concretos, porque no lo he leído. Desde donde resido no puedo adquirirlo, al menos no tan rápidamente). Pensemos lo que pensemos, condicionando a que hay un gasto social, los ciudadanos esperamos que éste sea eficiente: que se cumplan más fines con medios dados, o que se se cumpla fines dados con menos medios. Punto. No se trata de generalidades sino de propuestas concretas que tanto escasean en el país. Mucha gente se la pasa hablando de su "ismo" favorito, pero no mueve ficha para solucionar problemas. Creo que la discusión debería centrarse en los aspectos técnicos de su propuesta: si están calculando bien las proyecciones que hacen sobre mayor cobertura de beneficiarios, si son factibles los cambios que proponen, etc. A ver si alguien propone otro estudio mejor. Gasto social hay en todos los programas económicos que uno pueda ver. Sean decimales o centenas, todos queremos eficiencia. A partir de ello que cada uno proponga sus concepción favorita sobre cuál debe ser la política económica o qué rol debe tener el estado. Esto es importante, sí, pero no es la esencia del aporte de Vásquez y Franco. No tenían por qué reescribir "El contrato social" de Rousseau como parte de su estudio.
  2. Me imagino que si esta misma propuesta, con los mismos números, con las mismas medidas concretas, la hubieran realizado autores más claramente asociados con las izquierdas, el autor de la columna de opinión no habría escrito lo que ha escrito. Se ha basado en dos frases, accesorias al tema central del estudio, las que ha elevado al rango de teoría (¡"la teoría de Vásquez y Franco"!) , ha atribuído a los autores cosas que no han dicho ("las ganancias son privadas") y finalmente, los ha asimilado nada menos que al "consenso de Washington". Me imagino que si lo hubiera escrito alguien con quien simpatiza ideológicamente, incluso si esta persona hubiera pronunciado las dos frases, sí nos habría resaltado que sólo el 50% del gasto social llega a los más pobres y nos habría ilustrado sobre lo injusta que es esta situación. Es la impresión que me da el autor. Parece que no puede o no quiere coincidir o rescatar algo bueno hecho por quien no piensa como él. Prima lo político sobre cualquier otra cosa.
  3. Vayamos al punto central. El estado tiene un rol redistributivo. Hay un sistema de impuestos y transferencias. Cobra impuestos según la capacidad contributiva (más a los que tienen más ingresos y activos, y menos a los que menos tienen) y transfiere según los ingresos (más a los que menos ganan y tienen, y menos a los que más ganan y tienen). El valor del coeficiente Gini después de impuestos tiene que ser menor que el valor antes de impuestos. Se reduce así la desigualdad. No es que las ganancias son privadas, pues quienen reciben ganancias pagan impuestos como cualquier ciudadano. Quiene reciben salarios también los pagan. De hecho, en el Perú dada la informalidad que hay tienen que pagar más de lo que pagarían en otros países. La recaudación así obtenida contribuye a financiar el gasto público en infraestructura, en bienes provistos públicamente, en la defensa nacional y también en transferencias a los más pobres. Se transfere a los más pobres como mecanismo de seguridad. Nadie está inmune a la situación de pobreza. Como colectividad aceptamos dar transferencias netas y recibir transferencias netas según nuestro nivel de ingreso (no es que el estado sólo sea una suma de organismos, pues). Una persona pobre recibe así un apoyo para que pueda salir adelante y valerse por sí mismo en el futuro. Este mecanismo no sólo reduce la desigualdad sino que reduce el impacto de las diversas eventualidades sobre los ingresos de una persona. Claro, estoy describiendo una situación ideal, el principio por el cual se hacen estas transferencias. No estamos pues ante la "estatización de los pobres". El estado se ocupa de los pobres y de los ricos, y de las clases medias que pagan sus impuestos. No es tampoco que esta sea la única manera de reducir la pobreza. Entiendo la primera frase de los autores simplemente como que un gasto público eficiente tendrá un impacto en la reducción de la pobreza. Un gasto público ineficiente no lo tendrá. Punto. La pobreza puede reducirse por muchas razones, pero controlando por todas ellas, de lo que se trata es de saber si el gasto público tiene un efecto sobre aquella.
  4. ¿A qué se debe la pobreza? Según el autor del artículo de opinión a la dominación: "hay pobres porque hay ricos". Lo pondré en los términos simples en que los pone el autor. Pues en el Perú no es que haya muchos ricos ni que sean muy ricos, pero sí hay muchos y muy pobres. En realidad, cuanto más rica es una economía, hay más ricos y menos pobres. Marx pensaba lo contrario, que el crecimiento económico llevaría a que haya pocos ricos y muy ricos y muchos pobres y muy pobres. No fue así. ¿Qué pasó? ¿Un golpe en la polla? Estamos ante una teoría de la explotación, pero si algo sabemos es que los más pobres del Perú viven en zonas rurales donde no son precisamente explotados por las relaciones de producción capitalistas (para hablar en jerga marxista). Muchos son campesinos que a lo más tienen unos surquitos de tierra por aquí y por allá. En las ciudades muchos son trabajadores de alta rotación laboral, haciendo un trabajito aquí y otro allá y residiendo en asentamientos humanos. De lo que se trata es de apoyarlos con servicios de salud, educación, infraestructura vital. Los supuestos grandes cambios estructurales que sí resolverían los problemas de la pobreza ya se hicieron. Reforma agraria de koljós (CAP) y sovjós (SAIS) ya se hizo, comunidad industrial ya se hizo, estatizaciones de empresas extranjeras también, economía planificada también, alianzas internacionales con bloques alternativos al mundo capitalista también. También hemos visto políticas populistas de pan popular, empleo temporal, créditos agrarios baratos, controles de precios, etc. y encendidos discursos contra los ricos, en los ochentas. Que no se descubra la pólvora otra vez, sobre todo si no funciona.
  5. Se plantea a la política económica como responsable principal de reducir la pobreza. La política actual empobrecería y generaría más desigualdad. Bueno, es difícil comentar esto si el autor no señala lo que le parece criticable en la política actual y cuál sí sería una política económica que redujera la pobreza y la desigualdad. He buscado la fuente de la referencia al profesor Javier Iguiñiz, y aunque no la he encontrado, sí he encontrado cosas relacionadas sobre las que tengo algunos comentarios que pondré en otro post.
  6. Sobre el consenso de Washington, algo he dicho en El regreso del dependentismo (II)
Hasta aquí.

Actualización: En Reformar el Estado donde No existe Pedro Francke nos explica:
Con la anunciada fusión de decenas de organismos públicos descentralizados, el actual gobierno inicia su propia versión de la reforma del estado. Valga la oportunidad para insistir en cuál es el principal problema del estado peruano: su virtual inexistencia, o delgadez extrema, en miles de poblados rurales a lo largo y ancho del país.

Para millones de peruanos el estado no existe, o casi no existe, que no es lo mismo pero es igual, porque no hay un centro de salud cerca para atenderse de una emergencia médica. Porque si hay un colegio primario, un solo profesor enseña en un aula a niños de primero a sexto grado sin estar preparado para ello y logrando muy pocos aprendizajes efectivos. Porque no hay colegio secundario ni hay ninguna forma alternativa de lograr educación secundaria. Porque si alguno de esos jóvenes logra estudiar la secundaria, no tiene ningún apoyo para ir a la universidad, debiendo agenciarse por su cuenta el alojamiento y el sostenimiento personal, así sea un genio. Porque no hay nadie que esté promoviendo la mejora tecnológica y comercial de la producción agropecuaria o artesanal de la que estas familias viven. Porque en su pueblo la policía no existe y las comunidades deben proteger su seguridad por su cuenta con rondas ciudadanas. Porque la justicia es lejana, tiene códigos ajenos a la gente y se imparte en un lenguaje que muchos de estos peruanos desconoce.
Pues sí, la idea queda clara. Inversión pública en capital humano (salud, educación), seguridad personal y jurídica (policía, justicia), bienes públicos (infraestructura). Por ahí va la cosa.

Etiquetas: , ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

Boca de cardenal Por Silvio Rendon

Leo en RPP:
Cardenal Cipriani pide poner fin a abusos del Poder Judicial
...
Manifestó que ya está bien que determinados grupos alimentados por una ideología sigan maltratando a ciudadanos comunes y corrientes.
...
Finalmente saludó y rindió homenaje al vicepresidente Luis Giampietri quien-dijo-es permanentemente acosado por el Poder Judicial. Asimismo, al ex ministro del Interior Fernando Dianderas quien afronta proceso por supuesto enriquecimiento ilícito.
No, señor. Los procesos judiciales deben seguir su curso. Nada de "poner fin" a nada. Por este tipo de presiones es que la justicia peruana fracasa y los agraviados tienen que buscarla afuera, en cortes internacionales. Espero que el poder judicial y la ciudadanía no le haga caso a este señor. Uno esperaría que un sacerdote se manifestara contra el enriquecimiento ilícito y el asesinato de sus semejantes, desde un punto de vista religioso. No es así. Es un político más que abusa de su puesto para poner en práctica su agenda política. Pero da igual, el poder judicial no tiene por qué archivar las denuncias porque este señor lo diga. Menos mal.

No es la primera vez que el clérigo hace este tipo de declaraciones. Ya tiene varias perlas:
"Tenemos varios programas de ayuda social y espiritual con los sectores más pobres. Hemos donado 520 carpetas para las escuelas más pobres, se ha construido 420 letrinas en los asentamientos humanos que rodean Ayacucho, a quienes ayudamos diariamente con tres toneladas de alimentos. He salido al frente de los pobres y de los que han masacrado en esta ciudad. Y durante ese trajín no he visto a los de la Coordinadora de Derechos Humanos, esa cojudez...".
Juan Luis Cipriani
Sí, se dijo mucho sobre esta ambigua frase, (que la cojudez no son los derechos humanos sino la coordinadora). Ya, pero a mí me parece lo suficientemente impresentable la declaración así como está. Lo que sale de la boca de este señor es de campeonato... (A pesar de que la frase supuestamente sólo alude a la coordinadora, el cardenal pediría perdón a la población a través de un servicio religioso por su actitud despreciativa hacia los derechos humanos...).

Este señor no se involucra en hacer estas declaraciones por pura simpatía con sus protegidos, sino que tiene al parecer algo más. No es pura palabrita soez. Podemos leerlo en La conexión Cipriani - La Cantuta, aquí, o Cipriani es citado por caso "La Cantuta". Muy "acosado" el cardenal. No suena nada bien....

A todo esto, está muy interesante la información de la página Cardinal Rating, que ilustra al público sobre la trayectoria de todos cardenales en el mundo.

Pero más allá de sus declaraciones sensacionalistas, está su alineamiento con la dictadura de Fujimori y Montesinos. Mario Vargas Llosa le dedicaría estas líneas en Cobardía e Hipocresía:
Juan Luis Cipriani no pasará a la historia por su vuelo intelectual, del que, a juzgar por sus sermones, está un tanto desprovisto, ni por su tacto, del que adolece por completo, sino por haber sido el primer religioso del Opus Dei en obtener el capelo cardenalicio, y por su complicidad con la dictadura de Montesinos y Fujimori, a la que apoyó de una manera que sonroja a buen número de católicos peruanos, que fueron sus víctimas y la combatieron.
Bueno, ¿y qué quiere el cardenal con todas estas campañitas políticas? ¿Quiere que también "se deje de acosar" por ejemplo a Fujimori? Algo así será. Está muy claro por quién es su opción preferencial....



El Emperador Palpatine.
De senador ambicioso a tirano de toda la galaxia. No daba puntada sin hilo y al final poquito a poquito se los almorzó a todos...
Algo me lo ha recordado...

Etiquetas:

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

24 feb. 2007

Sobre Silvio Por Silvio Rendon

Ya desde el post MEMORIA DEL SUBDESARROLLO en relación a Mitos que matan, me quedó dando vueltas la idea. En ese post José Alejandro Godoy incluye a Silvio Rodríguez como parte de los mitos de la dictadura castrista. Y tiene razón. En realidad es un pinche propagandista de Castro. Lo es. Claro que lo es. No hay ninguna duda al respecto. Es la banalidad del mal. La romantización de la violencia y la dictadura.

Afortunadamente, en esta ocasión el concierto de Silvio Rodríguez en Lima ha producido más debate (ver los Blogs peruanos al respecto) que hace veinte años, cuando lo trajo Alan García para el SICLA (Semana de la Integración Cultural Latinoamericana). ¿Alguien se acuerda? ¿Como no se podía conseguir entrada porque los apristas, recién debutando en el gobierno, regalaban entradas a su gente?

Definitivamente, no es que sea un gran poeta tampoco. Maritza Espinoza en ¿Unicornio azul? ¡Bah! nos los despanzurra y nos lo expone como recontrahuachafo. Sí, pues, también.

Sin embargo, a pesar de toda mi distancia con la dictadura castrista y de que encuentro pésimas algunas de las canciones, debo decir que hay muchas de Silvio Rodríguez que me gustan. Qué se le va a hacer. El propagandista es inspirado, pues. Las musas lo visitan y besan. Tiene ángel. Es como que a una persona de ideas democráticas le gusten las canciones de Cat Stevens, a pesar de su militancia musulmana radical, los poemas de Neruda a Stalin, la arquitectura fascista italiana... Lo pongo en esa categoría, ni más ni menos...

Y debo reconocer que no sólo es la música, sino algunas letras, como esta:

Canción en harapos

Que fácil es agitar un pañuelo a la tropa solar
del manifiesto marxista y la historia del hambre
que fácil es suspirar ante el gesto del hombre
que cumple un deber
y regalarle ropitas a la pobrecita
hija del chofer
que fácil de enmascarar sale la oportunidad.

Que fácil es engañar al que no sabe leer
cuántos colores, cuántas facetas tiene el pequeño burgués.

Que fácil es trascender con fama de original
pero se sabe que entre los ciegos el tuerto suele mandar
que fácil de apuntalar sale la vieja moral
que se disfraza de barricada
de los que nunca tuvieron nada
qué bien prepara su mascara el pequeño burgués.

Viva el harapo señor
y la mesa sin mantel
viva el que huela a callejuela
a palabrota y taller.

Desde una mesa repleta cualquiera decide aplaudir
la caravana en harapos de todos los pobres
desde un mantel importado y un vino añejado
se lucha muy bien
desde una mesa gigante y un auto elegante
se sufre también
en un amable festín se suele ver combatir.

Si fácil es abusar más fácil es condenar
y hacer papeles para la historia para que te haga un lugar.

Que fácil es protestar por la bomba que cayó
a mil kilómetros del ropero y del refrigerador
que fácil es escribir algo que invite a la acción
contra tiranos, contra asesinos
contra la cruz o el poder divino
siempre al alcance de la vidriera y el comedor.

Viva el harapo señor
y la mesa sin mantel
viva el que huela a callejuela
a palabrota y taller.

Es como si Silvio Rodríguez se cantara esta canción a sí mismo, pero claro: es parte de la propaganda. Donde algunos leen "que tales estos caviares. Así cualquiera es de izquierdas"; otros, los más jóvenes y más termocéfalos leerán "yo no seré así. Yo sí empuñaré mi metralleta y me iré al monte", mismo Quijote con sus libros de caballería. La incitación es muy clara... Mientras tanto él sigue siendo un famoso y necio que siempre anda viajando... En fin, tratemos de pasarla bien con los libros de caballería y con las canciones de Silvio Rodríguez. Nada más...


- Papi, papi. ¿Silvio Rodríguez también es un caviar?
- Si, mi hijito. Ese es la esencia del caviarismo.

Etiquetas:

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

Fujimori: de Las Condes a la Presidencia Por Silvio Rendon

Hace algunos días nos enterábamos de otra "operación mudanza" de Fujimori:
Fujimori se mudó de residencia en Las Condes a un apartamento
...
Ahora Alberto Fujimori viviría en el edificio número 2929 de la calle La Luz, en la zona de Las Condes, lugar de residencia de la presidenta Michelle Bachelet y donde el alquiler promedio es de mil dólares mensuales.
Este señor se muda mucho, ¿por qué? ¿Qué trama?

Leemos hoy en La República:
Iglesia Católica: Fujimori debe afrontar a la justicia
• Monseñor Cabrejos demanda a Fujimori no huir y responder los procesos que se le siguen por corrupción y violación de DDHH.
...
Monseñor Cabrejos sostuvo que "si hay algo por juzgar es mejor que Fujimori lo aclare y no que se fugue, lo mejor es que el proceso de extradición siga su curso para llegar a una sentencia favorable o no, pero que concluya".

El religioso indicó que si Fujimori fuga o si busca refugio en la embajada de Japón, país del que también tiene nacionalidad, quedará una sensación de injusticia y malestar entre todos dos ciudadanos peruanos.
...
De otro lado, el subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Alberto Van Klaveren, informó que se han tomado "las medidas necesarias" para evitar que el ex presidente Alberto Fujimori se escape del vecino país, en caso la Corte Suprema ordene su extradición al Perú por 12 supuestos actos de corrupción.
Una de las pocas voces que pide la extradicción de Fujimori. En el Perú no se nota que se esté por la extradicción con gran fuerza. El partido de gobierno no está por la labor, ni los otros partidos. La verdad sea dicha. Prima la politiquería sobre el principio.

Hace dos semanas la procuraduría peruana presentaría el pedido de extradicción a Fujimori:
Presentan informe final sobre el pedido de extradición de Fujimori
07 febrero 07
Diez cargos de corrupción y dos de violación a los derechos humanos.

Se estima que el juez Álvarez emitirá su fallo entre marzo y abril, pero la decisión definitiva podría prolongarse, según calculan las autoridades judiciales peruanas, hasta septiembre, ya que cualquiera de las dos partes puede apelar la sentencia ante la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema de Chile, que emitirá el fallo definitivo.

Fujimori ha basado su defensa en el argumento de que él desconocía todos los hechos delictivos que ocurrieron en su gobierno y ha pretendido cargarle toda la culpa a su ex brazo derecho, Vladimiro Montesinos.
Los dos casos de derechos humanos son La Cantuta y Barrios Altos. No se incluye lo del Castro Castro, como equivocadamente señala alguna prensa. El estado peruano tiene a Fujimori pedido, sí, pero no por Castro Castro. Fujimori tiene una acusación en el Perú por esto, pero ésta no forma parte del expediente de extradicción. ¿Por qué el gobierno no ha incluído esta denuncia dentro del expediente? Es potestad del gobierno peruano incluir este caso y no lo ha hecho. ¿Por qué? En vez de perseguir a Fujimori por esta matanza, se han dedicado a perseguir a Toledo. ¿Por qué?

En este contexto, se prepara la defensa de Fujimori
Peru's Fujimori confident of refuting allegations

SANTIAGO – The defense team for Peru's disgraced former president Alberto Fujimori will submit reports to a Chilean judge next week which they say prove he should not be extradited to his country to face human rights charges.

A source for the defense told Reuters Wednesday the report could be filed as early as Tuesday next week.

Peru wants Fujimori to be extradited to face human rights charges in Lima, including alleged massacres to crush Peru's Shining Path rebels during the 1990s.

“The report is advancing ... it will be a strong report, refuting the evidence of the state, adding some facts and putting others into the context of Chilean law,” the source said.
Bueno, pues veremos a qué se refieren con este informe fuerte, en qué se basarán para sustentarlo y si, finalmente, los jueces chilenos lo aceptan. Entre tanto, leemos este editorial aparecido en el Chicago Tribune.
Peru struggles with history

...

The Inter-American Court found that Fujimori conceived and authorized a raid on a prison filled with political dissidents and students, 90 percent of whom had not been given a trial. The court found that this was not a military action against a Shining Path stronghold; this was Fujimori eliminating dissenting voices.

The court's push for compensation hasn't been well-received by people in Peru, who see it as the illegitimate demand of an outside body telling Peruvians how to deal with their history.

Peru, for its part, has made some efforts to reconcile the ugly period of terrorism and government repression. The country established a Truth Commission, which has stated the need for a formal apology and reparations for victims of government atrocities. The Truth Commission's calls for reparations and reconciliation are similar to the Inter-American Court's demands. But neither body's recommendations are likely to be carried out: To do so would be political suicide for Peru's leaders, given public loathing for the Shining Path.

The international court and Peru's commission have shed light on government excesses; in all likelihood, some innocents died along with guerrilla insurgents at Miguel Castro Castro and in the broader war against the Shining Path. The best step Peru could take would be to put Fujimori on trial - that would end speculation that Garcia might waver on extradition to avoid creating a political breach in his coalition, which includes some defenders of Fujimori.

Put him on trial. But don't expect Peru to be writing any checks in apology for its war against the Shining Path.
Que se juzgue a Fujimori (así se responde a lo aparecido en El Mercurio, "especulaciones" - Ya, si son especulaciones, ¿por qué hay que responder a ellas? Su importancia tendrán, ¿no?). Sin embargo, se dice a la vez que no se espere que el Perú extienda indemnizaciones por los "excesos del gobierno" (terminología muy usual dentro del Perú, pero inusual fuera, para referirse a matanzas). Se piensa que las reparaciones, ni las de la CVR ni las de la CIDH, se van a dar porque sería un "suicidio político". Bueno sí que se extendió indemnizaciones por La Cantuta y Barrios Altos. El mundo no se ha derrumbado por eso. Cuando leo este tipo de cosas, pienso que los autores parten de la resignación a que no se haga justicia en un país pobre y desorganizado como el Perú. Se trata de un país que no tiene un nivel como para eso, por lo cual no se debe esperar lo que ocurriría y sería usual en otros países. A hopeless country. En tal sentido, la esperanza del editorial está en que al menos sí se pueda juzgar a Fujimori. Pues, las mismas razones por las que no esperan que el Perú pague indemnizaciones se aplican a la extradicción de Fujimori: no hay esa voluntad. En fin. En cualquier caso, si se extradita a Fujimori, no será por el Castro Castro, sino por La Cantuta y Barrios Altos.

¿Cuál sería el desenlace de todo esto? Si todo se sale bien, Fujimori debería regresar al Perú a ser juzgado por tribunales peruanos como ocurre con Montesinos. (Siempre he pensado que Fujimori es un peruanazo y que volvería al Perú, al menos que lo intentaría.) Entonces mi pronóstico sería que pasaría algo parecido a lo que pasó con Alan García: ante los jueces no le probarían nada, las acusaciones prescribirían y finalmente quedaría libre de polvo y paja como quedó García, absuelto por sus compañeros apristas del poder judicial. Si García, que tiene acusaciones similares a las de Fujimori, la hizo, ¿por qué no Fujimori? Una vez absuelto, victimizado él, pues se abrirían las puertas para que los peruanos y peruanas elijan nuevamente a un violador de los derechos humanos como su representante máximo. Ya veo los votos del APRA, Humala y Flores trasvasándose a Fujimori. No nos sorprendamos que nos venga con que ha cambiado, que es un "nuevo Fujimori", más desconfiado de sus "pérfidos asesores". Tal vez nos eche algun nuevo "ritmo del chino" y nos diga que quiere dejar un mejor país para sus hijos.

Reconozcámoslo, en el fondo sabemos que Fujimori volverá a la presidencia. No sabemos cómo, pero de que la hace, la hace...

Etiquetas: ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

23 feb. 2007

Reinvindicando al Hombre Par Por Silvio Rendon

Leyendo el post de Daniel Salas Harry Potter y el capitalismo avanzado me entran saudades de superhéroes como estos:



El hombre par con la voz de la Chilindrina

Para la gente más joven que no vivió los dibujos animados de los tíos recomiendo estos posts: Quién es el Hombre Par?, El Hombre Par? y Perman. Este personaje llegó al Perú al parecer por una razón de costos, relativamente más bajos para los dibujos animados japoneses que los americanos. Aparte del Japón (paa-man), este personaje fue conocido en Brasil (Super dínamo), Italia (heroe bambino), México (hombre par), y Perú (tal vez desde México haya llegado a otros países de habla castellana)

Cada superhéroe tiene su particularidad. "El Santo" (de la lucha libre, eh. No Roger Moore ni Val Kilmer) tiene la particularidad, nada desdeñable por cierto, que es el único que sí existe. Todos los otros son de ficción, como señalara Umberto Eco. Superman era un hombre común y corriente en su planeta, pero en la tierra tenía superpoderes, como bien recordó Tarantino en "Kill Bill". Su verdadera identidad es la de Superman, Clark Kent es su cobertura. No es al revés como alguna gente cree. En fin, creo que muchos de estos superhéroes, como mucho del cine y la ficción, nos introducen a realidades ideales, fantásticas, donde se aplican las bienaventuranzas y se hace justicia: un magnate inmobiliario no puede desalojar a la gente más pobre de su recién adquirida propiedad como en "Milagro en Milan" (y su versión americana "Batteries not included"). Quien es lorna en la vida real ve una rendijita de esperanza. Que la ficción lo lleve a la acción, y a cuál, ya es otra cosa. El Quijote no se conformó con leer e intepretar la realidad. Agarró su bacín, se lo puso en la cabeza, y se fue a transformarla. Eso que hay que transformar la realidad y no sólo interpretarla, vino después, siglos después de Cervantes.

El hombre par era un héroe incluyente, democrático, accesible para las masas. No necesitabas nacer con poderes como Superman, ni que te pique una araña radioactiva como al Hombre Araña. Era un personaje muy al alcance de los niños. Bastaba con que tengas tu capa (para volar), tu casco (para tener fuerza) y tu símbolo en el pecho (para intercomunicarte y respirar bajo el agua). Los poderes están bien; el tema es el acceso a ellos. Además, tenía un muñeco que tomaba la forma de quien lo apretaba: crucial para no atrasarse en la escuela (sino, ¿cómo?). El hombre par no era ningún Besserwisser o sabelotodo como Harry Potter o Bill Gates. Era un chico común y corriente, como otros hombres o mujeres par. Eso sí, tenía un gran sentido de la responsabilidad. Nada de generación X ni Y. El pobre robot sólo le hacía las tareas mientras él estaba de misión. Nada de plusvalía. Era un mundo muy simple y ameno, previo a las computadoras personales. Tal vez su heredero de hoy podría ser Shin Chan, sin poderes aunque mucho más complicado como personaje...

(Hoy en día igual hay intentos por crear personajes adecuados a la "realidad nacional" - remanencia del post anterior. Uno de ellos, surgido finales del fujimorato, es el Capitán Sudamérica, el subcampeón de la justicia, un vendedor ambulante de Gamarra que en las noches se transforma en superhéroe y sale a hacer justicia. El final de este personaje es que acaba recibiendo coima de Montesinos... Para variar...).

Etiquetas:

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

Cultura fotocopia Por Silvio Rendon

Me voy enterando del debate a través de estos post:
El play de honor lo dio este artículo:
Oda a la fotocopia
Por Rocío Silva Santisteban
....

la fotocopia anillada de un ejemplar completo se ha vuelto la manera imprescindible de poder estudiar, conocer, investigar, ergo, remontar lo que algunos sociólogos denominan "la colonialidad del saber".

En efecto, el saber ha pertenecido a las élites y ha sido organizado desde los grandes centros de poder.

....

Además la fotocopia no funciona igual que la piratería: se sacan fotocopias por la necesidad de conocer lo que el libro dice; se reproducen copias piratas por satisfacer el lucro de sus productores y al ahorro que hace el lector de unas cuantas –o muchas– monedas dejando de pagar al editor, primero, y al autor, en último lugar.

En el sistema actual de copyright el autor no es el gran beneficiado. Y, además, ¿el deseo del autor se encuentra, me pregunto yo, en la ganancia por el copyright o en el prestigio por el libro? Hay autores que viven de sus derechos: en el Perú deben ser menos de una docena. La otra gran mayoría viven de las actividades adyacentes que el prestigio de sus firmas les otorga: de sus artículos, de conferencias, de investigaciones o de premios. Un autor de sociología o de derecho, ¿prefiere ganar por sus libros o que sus ideas se divulguen ampliamente a través de fotocopias usadas y ajadas que se transmiten de mano en mano? Y por último, ¿acaso el conocimiento es plausible de un derecho de propiedad?, ¿hasta qué punto se puede controlar la libertad de conocer y de saber? La fotocopia es una reivindicación imprescindible en un mundo académico injusto.
La respuesta de Carlos Contreras aparecida en los dos blogs mencionados anteriormente:
Si en el Perú los libros académicos no se fotocopiasen impunemente, como hoy sucede, sus tirajes serían mayores, sus precios serían más bajos, los estudiantes podrían estudiar en volúmenes conservables por más tiempo, conociendo quién es el autor y cómo se titula la obra; y, lo más importante, se escribirían más libros, porque los editores podrían contratar su hechura a los autores, con alguna seguridad de poder recuperar la inversión mediante la venta.

¿No se han percatado de que en el Perú no es escriben, casi, libros de texto universitario? ¿Que nuestros estudiantes tienen que educarse con libros de texto escritos para otras realidades? ¿Qué en nuestro medio las editoriales privadas de libros académicos han desaparecido y para publicar sólo queda depender de algún mecenazgo sin fines de lucro, como en los tiempos del Antiguo Régimen? Eso sí que es colonialidad del saber.
El comentario de Roberto Bustamente a Carlos Contreras:
En primer lugar, el lugar de enfoque: ¿acceso a la información o derechos sobre la obra? ¿el usuario o el autor?

Allí me parece que quienes han avanzado bastante es la gente que se ha organizado alrededor de Creative Commons y que proponen ante el copyright, el copyleft. Un punto medio entre la posición extrema de Rocío Silva y la defensa del derecho total sobre la obra, en la que el autor finalmente decide si el libro, la canción, el disco, la imagen, pueden ser reproducidos de acuerdo al fin que le de el usuario: si el usuario quiere lucrar o si no, si es para fin educativo o si no.
Es lo que he podido juntar sobre este debate.

Comentario: Este es un tema que siempre me ha fascinado. Veamos.
  1. No creamos que es un problema sólo del Perú. Ediciones pirata circulan por todos lados, pero tampoco creamos que por hacer un par de fotocopias ya se está violando los derechos de autor. Cada lugar tiene su ley, y en algunos lugares se puede fotocopiar capítulos de libros con fines educativos, sin violar ninguna ley. Ver por ejemplo aquí, en Georgia Tech. y en general aquí, the copyright site. El tema no está en prohibir las fotocopias, sino que se remunere a los/as autores/as cuando se las haga. Vas a un negocio de fotocopias y si fotocopias una obra protegida por derechos de autor se le carga una cantidad que va al autor. Si fotocopias un documento hecho por ti, no pagas esta cantidad. El tema es la evasión de parte de los fotocopiadores y el monitoreo de parte de una autoridad que proteja los derechos de los/as autores/as. Un tema siempre complicado. Con este cobro no se le restringe sustancialmente el acceso a la educación a las mayorías. Es como cobrar IGV. Por más fotocopia que sea, retendrá y pagará pues sus impuestos, ¿no? Pues también se le puede añadir el pago de derechos de autor.
  2. Por supuesto que la industria fotocopiadora tiene como afán el lucro. No son asociaciones sin fines de lucro. Pero aquí el tema es, ¿por qué estas empresas pueden entrar el mercado de producción de libros? Una explicación es que son informales y no pagan impuestos. Podría ser. Otra, relacionada, es que no pagan derechos de autor, pero éstos no representan una proporción sustancial del precio final del producto. Igual, también podría ser. ¿Y qué tal si es porque tienen costos de producción menores? Tal vez producir un libro fotocopiado es más barato que producirlo en imprenta. Las diferencias de calidad son sustanciales, pero estamos ante un público de bajos ingresos orientado al precio antes que a la calidad. Ya. Son bienes diferentes. ¿Y? Eso sólo quiere decir que hay mercados segmentados. Entonces la pregunta es ¿y por qué las casas editoriales no se portan con un producto dirigido a ese mercado y se llevan las ganancias ellas? En EEUU El Código da Vinci primero salió como libraco con pasta dura, después como libraco de pasta blanda y finalmente como libro de bolsillo a precio webo. No tendría sentido fotocopiar esa última edición. El mercado se fue descremando hasta que el pueblo se pudo comprar su libro de intriga. Bueno, ¿por qué las casas editoriales no se mueven un poco más y atienden al mercado misio, es decir, al de las grandes mayorías en el Perú? Esta pregunta no es diferente a una pregunta que hice hace veinte años a unos estudiantes de arquitectura de la UNI (cuando andaba yo metido en temas de economía urbana), ¿por qué Monterrey, Oechsle y Scala Gigante (para que vayan sacando línea cuál fue mi época) no ponen sucursales en los pueblos jóvenes? Las respuestas de estos estudiantes fue que la gente tiene cultura de comprar en el mercadillo con su casera, que una señora con polleras jamás iba a ir empujando su carrito de la compra como una señora burguesa, que los precios son más bajos en las paraditas (algunos respondieron "noo, el azúcar es mucho más barata en Monterrey. Tú no sabes porque no vas de compras..."), etc. Pues bien, veinte años después los pueblos jóvenes ya no son tan jóvenes y sí que hay supermercados con carritos y grandes discotecas. Tons, ¿podría darse algo así en el mercado de libros? Tal vez pensemos que la gente pobre prefiere su fotocopia anillada nomás. Una suerte de "cultura fotocopia", como antes se habló de la "cultura combi". Yo no lo creo. Dale un buen libro al mismo precio y ya verás lo que prefieren.
  3. No es cierto que los autores sólo quieran difundir su obra y no quieran comer sus frejoles. Se habrán resignado a que no les paguen mucho, pero ¿a quién no le gusta que le paguen? Aquí se plantea a la "cultura fotocopia" no sólo como cosa del lector, sino del autor mismo. Tampoco tampoco, pues. Una vez más, dale a elegir entre que le paguen y que no le paguen y ya verás lo que prefiere.
  4. Veamos ahora lo de Carlos Contreras. Creo que lo tiene al revés. Siguiendo con el ejemplo de la paradita. Es como si los supermercados dijeran que no pueden competir con las paraditas y por eso venden poco y cobran caro. Sin embargo, cuando los mercados entraron a las zonas de nuevas clases medias no les fue mal. Además, esas paraditas se hicieron Polvos Azules, Polvos Rosados, etc. Fueron reubicadas, acumularon, progresaron y muchas se formalizaron. Muy bien, en el caso de la producción de libros pirata, ¿podría ocurrir algo así?¿Le interesa de verdad a la industria del libro el segmento de más bajos ingresos o no? A la vez que es motivo de queja, pareciera al final la industria del libro atiende al segmento de relativamente más altos ingresos.
  5. Los libros de texto universitario. En economía he visto algunos libros escritos por colegas peruanos y no eran precisamente baratos. Eran libros para sus estudiantes de una universidad privada. La edición no parecía que estaba pensada para otros estudiantes, de universidades públicas, de menores recursos. Posiblemente, alguien piratee esos libros. Se les puede preguntar, ¿por qué no hicieron una edición más barata? Supongamos que prohiben las fotocopias o el pirateo de estos libros. Dado el tiraje, el precio de estos libros lejos de bajar, aumentará.
  6. "nuestros estudiantes tienen que educarse con libros de texto escritos para otras realidades". Aquí el tema es que el mercado del libro en otros países es gigante y aquí es pequeño, pero para nada es malo importar libros. Si hay un desarrollo tecnológico en otro país, pues lo incorporamos. El problema sería no tener acceso al conocimiento de frontera.
    (Esto me recuerda a la broma de Bryce sobre prohibir la transmisión de partidos internacionales para que el público peruano se conformara con el fútbol nacional).

    Creo que es un poco estirado atribuir el supuesto problema de usar libros "escritos para otras realidades" a las fotocopias. A todo esto, ilustrando mi punto anterior, nunca he visto a los "Siete Ensayos" en versión pirata. ¿Será porque esa sí es una edición popular? ¿La librería Minerva sí la vio y otras no? Creo que el pirateo y fotocopiado afecta más a la producción que viene de "otras realidades" que a la producción basada en la "realidad nacional".

    Hablemos ahora un poco más sobre el tema de la "realidad nacional". Por mi época, Folke Kafka escribió un libro de microeconomía con harto ejemplo de la realidad peruana. No sé si todavía se usa este libro. En el departamento de economía de la PUCP de esa época se dijo que no era el camino a seguir. Tal vez esperaban un libro con alguna otra teoría microeconómica. El libro de Kafka era la misma teoría micro que en cualquier otro libro, pero con ejemplos y motivaciones pertinentes a la realidad peruana. Además, en la PUCP se decía que tenía varios gazapos, erratas e imprecisiones. Recientemente la PUCP ha publicado dos textos de macreconomía de Félix Jiménez y de Waldo Mendoza. Sin duda son esfuerzos saludables, como el de Kafka, pero tampoco estamos ante otra macroeconomía, más peruana, digamos. Tal vez sí ante una macro más keynesiana, pero eso no es equivalente "a una macro más peruana", si algo así puede existir. Volviendo al tema de las fotocopias, realidad nacional o no nacional, creo que es un problema para las empresas libreras de proponerse llegar a los segmentos más pobres.
  7. Finalmente, comentando lo de Roberto Bustamante, como lo he explicado no veo una oposición tan aguda entre lectores y autores. Hasta los piratas y fotocopiadores y anilladores podrían pagar derechos de autor. Si de no pagar derechos de autor vinieran sus precios bajos, pues la calidad del libro sería la misma que la del original. Mi arma humeante son los costos de producción altos en la empresa librera y su orientación al segmento medio-alto. Las buenas noticias de todo esto son que hay un sector medio-bajo que podría ser atendido rentablemente por la industria del libro.
Hasta ahí.

Actualización: Leo un comentario de Carlos Contreras en este post Más sobre las fotocopias y la industria editorial donde comenta que la producción en offset es más barata que en fotocopia. Bien. El principal costo que se ahorra el pirata es la corrección, adecuación, diagramación, traducción, etc. Todos estos son costos fijos, que se reducen dentro del costo unitario a medida que se produce más. Si hay una demanda tan poderosa por libros como para requerir tantos libros fotocopiados o anillados, pues la escala de producción del original debería aumentar, reduciendo los costos fijos y devolviendo competitividad a la industria del libro. El ejemplo de Carlos es bueno, si duplican el tiraje, pues no les ganan. ¿Por qué no lo hacen? El libro suele ser un bien elástico, en que un precio bajo incentiva fuertemente a una mayor compra. Tal vez los piratas e informales están viendo algo que los formales no ven. Están completando el mercado atendiendo al segmento bajo. Sí, los autores quieren su librito bien tiza, ta bien, pero una vez que presentaron el libro y se acabó el efecto inicial, los siguientes ejemplares pueden ser más baratos, como si se piratearan a sí mismos.

Etiquetas: , ,

.  
.   .  
.  
. . .     .    

.    

.

21 feb. 2007

Machu Picchu inelástico Por Silvio Rendon

Leo en Perú 21 (pase de taquito de Daniel Salas):
Evalúan incremento en precio de ingreso a Machu Picchu para extranjeros
La tarifa de ingreso al santuario para turistas extranjeros podría oscilar entre 80 y 100 dólares, indicó el presidente regional Hugo González. El precio actual del boleto es de 20 dólares y aseguró que es insuficiente.

En declaraciones a la agencia Andina, el presidente regional del Cusco, Hugo Gonzáles señaló que si los turistas extranjeros llegan a pagar hasta 500 dólares por hospedaje y transporte hasta el santuario inca, eso demuestra que pueden costear un boleto turístico más caro.

El incremento del precio, subrayó, es para que la ciudad de Machu Picchu y el Cusco tengan más recursos, pues "hasta ahora, los ingresos son más para el empresariado que para el pueblo cusqueño".

Las posibles nuevas tarifas no afectarán al turista nacional, ya que el precio de los boletos para ellos estaría en el rango de los 10 dólares, mientras que los cusqueños, previa presentación de su DNI, pagarían un monto simbólico aún por determinar.

...

QUIERE CANON TURÍSTICO. González Sayán también adelantó que se está planteando la creación de un canon turístico que sirva para reducir el analfabetismo en los niños que, aseguró, alcanza al 52%. "Queremos que el empresariado gane, pero también queremos que nuestro pueblo gane. Por ello la necesidad de incrementar el boleto turístico y de tener un canon", afirmó.
Comentario: Veamos:
  1. Estamos ante un esquema de discriminación (de precios) basada en el origen de la persona. La cosa sería así: extranjeros, 100 dólares; nacionales, 10 dólares; cusqueños, simbólico. Esto no ocurre en otras maravillas del mundo. Para ir a Chichén Itzá, la torre Eiffel o el Museo de Arte Moderno de Nueva York, cobran igual a todos. Los turistas que llegan al Perú se sienten esquilmados por todos lados, pues por todo lado les están cobrando de más. No es gente que no sepa de precios en otros países. Saben muy bien lo que cuesta cada cosa y que les están sobrecargando (sí, eso ocurre también en otros lados, pero parece que rompemos récords). Muchos no volverán. Al cortoplacista no le importa, pues ya le sacó todo lo que pudo. Falta leer la fábula de la gallina de los huevos de oro....
  2. ¿Por qué se discrimina? Pues para maximizar ganancias. Supuestamente el turista extranjero tiene una demanda más alta que el peruano y el peruano no cusqueño más alta que el peruano cusqueño. Obviamente, esto no necesariamente es así: origen no equivale a nivel de ingreso. Incluso entre los nacionales hay mucho descontento por esta discriminación.
  3. ¿Y se está cumpliendo el objetivo de ganancias máximas? Bueno, eso depende e la elasticidad precio de la demanda por Machu Picchu. Las autoridades tienen en la cabeza que el recurso turístico tiene una elasticidad de demanda muy baja, como si se tratara de un bien de primera necesidad para los turistas (Bueno, siempre hay algunos "enyucados" que ya que vinieron, pues no se van a ir sin ir a Machu Picchu). Entonces le quintuplican el precio y la cantidad no se reduce mucho, por lo que aumenta el volumen de ingresos por la tarifa de entrada. ¿Lo han estudiado? Pareciera (bueno fuera) las autoridades lo tienen bien pensado, porque argumentan con mucha seguridad...
  4. Llama la atención el razonamiento de las autoridades: si pueden pagar 500 dólares por alojamiento y transporte a Machu Picchu, también pueden pagar 100 dólares por estar en Machu Picchu por unas horas. El transporte más caro a Machu Picchu cuesta 500 dólares, el siguiente cuesta 100 dólares y el siguiente 65 dólares (ver aquí). A Machu Picchu sólo se llega en tren, que ya tiene discriminación de precios, pues hay otro tren que es sólo para los locales, que obviamente no van a pagar ninguno de estos precios. Los nacionales no residentes, sí que tiene problemas, por ejemplo, un grupo de escolares en viaje de promoción. Una vez que pongan la tarifa de entrada en 100 dólares, dirán "si pagan 100 dólares por la entrada, también pueden pagar más por otros servicios". Si otros les cobran, yo también les cobro. Así no es la cosa. Por los 100 dólares que quieren cobrar uno se van en autobús de lujo de Cancún a Chichén Itzá, entrada incluída. ¿Los turistas tienen mucho dinero? Pues ese dinero que supuestamente se han ahorrado en la entrada va a comprar artesanías, a restaurantes, a espectáculos. Se genera toda una economía privada donde los residentes también reciben algo del turismo. No es que todo va al estado.
  5. El aumento de estos precios es básicamente por un pretendido aumento de impuestos, que iría a reducir el analfabetismo. A ver, ¿los ingresos del turismo en las arcas públicas están contribuyendo a reducir el analfabetismo ahora? ¿Cuánto? ¿Será que tienen un plan y necesitan más dinero para aplicarlo? No nos hemos enterado. Es un largo camino de la recolección de impuestos a los gastos. No suena muy creíble el argumento de las autoridades.
  6. "Quienes ganan son los empresarios y no el pueblo cusqueño". El recurso está en concesión a particulares que deben estar pagando algo a las autoridades. Que gane o no gane el pueblo cusqueño ya depende de las autoridades y su sabiduría en gastar y solucionar problemas. Ahora bien, con un aumento de precios de 20 a 100 dólares, ¿dejarán de ganar los empresarios? ¿Qué análisis tienen al respecto?
  7. Finalmente, algo que frecuentemente se olvida cuando se analiza el efecto de los impuestos, y es algo básico, es la pérdida de eficiencia social. Con los impuestos hay montos de dinero que cambian de manos, de los compradores y vendedores al estado, pero también hay montos que se pierden y no se los queda nadie: ni los empresarios, ni los turistas, ni el pueblo cusqueño, ni nadie.
Paradójicamente, en estos momentos el estado peruano tiene recursos para invertir, lo que faltan son buenos proyectos. Que la autoridad cusqueña se dedique a hacer proyectos para bajar el analfabetismo y tendrá dinero. ¿Para qué quiere más? En un país de alta corrupción como el Perú, el enfoque del presidente regional no suena bien. Suena, en el mejor de los casos, a demagógico, y poco estudiado. Que haga como algunos colegas suyos. Que invierta en hacer buenos planes, con buenos técnicos, y verá cómo en un plazo prudencial el analfabetismo cusqueño comienza a reducirse, con el reconocimiento de los cusqueños y peruanos en general por su buena gestión. Desde aquí le deseo los mejores resultados en esta empresa.

Actualización: Reacciones en la Argentina:Machu Picchu: preparen la billetera

Etiquetas: